Trucos para estudiar

¡Anota estos pequeños trucos para estudiar mejor!

 A partir de los 45-50 minutos, la concentración disminuye, por lo que el rendimiento es menor. ¡Tomar descansos es muy importante!

 Crea una rutina de estudio: la organización y la dosificación son esenciales para llevar todos tus apuntes al día. Optimizar el tiempo = mejores resultados.

 Escribir a mano te ayuda a interiorizar mejor las ideas. ¡Papel y bolígrafo son la mejor combinación para el aprendizaje!

 Lee tus apuntes y subraya los conceptos clave principales. Vuelve a leer los apuntes y subraya las ideas secundarias en otro color.

 Asocia conceptos con imágenes o dibujos; esto favorece nuestra memoria porque es mucho más fácil recordar las palabras clave.

 Hacer esquemas o mapas mentales después de haber leído el temario te ayudará a ordenar los conceptos.

 ¿Quieres que todos estos consejos sean más efectivos? ¡Apaga el móvil y evita las distracciones!

 Cuéntale a alguien, ya sea a un amigo a un familiar (o recítalo solo como si lo estuvieras contando a alguien), todos los conceptos que acabas de aprender con tus propias palabras. Decirlo en voz alta te ayudará a comprenderlo mejor.