¿Con que frecuencia deberías escanear tus notas manuscritas?

Lo que más nos gusta de la aplicación SCRIBZEE es que nos permite ser espontáneaos cuando tomamos notas,

con la seguridad de saber que podremos acceder a ellas de forma digital desde cualquier sitio y en cualquier momento. Es un proceso de dos pasos: 1/Escribir; 2/Escanear

¿Así que la pregunta es: cuándo es el mejor momento para escanear tus notas? ¿En el momento en que las has tomado o más adelante? ¿Hay una frecuencia ideal?

Para responder a estas preguntas, tengamos en cuenta cada una de las ventajas y desventajas de cada método.

Escanear inmediatamente después de tomar notas

En otras palabras, justo antes de irte de una reunión o de acabar la clase, escaneas tus notas con SCRIBZEE desde tu teléfono móvil.

Ventaja nº 1: para que tus notas se puedan usar más adelante, deben ser legibles y entendibles por tu ‘Yo Futuro’. Así, que, sí que las vuelves a leer in situ, completa cualquier información que falte o vuelve a escribir algo que antes sólo habías esbozado. Destinar un minuto o dos aclarando tus notas mientras aún están frescas te ayudará a memorizar el contenido y a ser más eficiente.

Ventaja nº 2: adoptarás el hábito de “escribir/escanear”. Lo bueno de un hábito es que no tienes que pensar en ello: eso quiere decir que es otra cosa por la que tu cerebro no tiene que preocuparse. Una vez se convierte en un hábito, ya puedes olvidarte de ello.

Ventaja nº3: puedes compartir los contenidos de tus notas con tus compañeros inmediatamente utilizando SCRIBZEE.

Desventaja: si tienes reuniones o clases seguidas, puedes tener la sensación de que no te quedará tiempo para compartir las notas que acabas de tomar.

Escanear todas tus notas a la vez

Encuentra un momento conveniente para escanear las notas que hayas tomado durante un determinado período de tiempo de golpe, utilizando tu teléfono móvil y SCRIBZEE.

Ventaja nº1: puedes volver a leer las notas que hayas tomado por la mañana antes de escanearlas. Esto te da la oportunidad de expandir, completar y seleccionar lo que realmente quieres escanear.

Ventaja nº 2: escanear las notas una detrás de otra con calma puede ser incluso relajante, como cualquier otra actividad que no requiere mucha concentración.

Ventaja nº 3: tendrás una visión completa de todo lo que ha pasado desde tu último escaneo. Una buena oportunidad para reflexionar y analizar cómo está la situación

Desventaja: puede que tengas dificultad a la hora de releer tus notas o en contextualizarlas. Algunas personas creen que escanear repetidamente les da pereza y lo continúan posponiendo.

¿Con qué frecuencia deberías escanear tus notas si escaneas en bloques?

Si esperas demasiado tiempo a volver a escanear con SCRIBZEE, puede que encuentres el procedimiento un poco largo por la gran cantidad de hojas que tienes que escanear. Acostumbramos a posponer cualquier cosa que nos lleve demasiado tiempo. Aún así, como más lo pospongas más confuso será ya que tendrás alguna información en papel y la otra escaneada a medias con SCRIBZEE.

Es por eso que recomiendo no dejar pasar más de una semana entre escaneo y escaneo, si escoges este método.

En resumen, para decidir con cuánta frecuencia debes escanear tus notas manuscritas, el truco está en escoger el método que te dé más garantía de calidad de tus notas (¿Cuándo es el mejor momento para repasar mis notas: justo después de tomarlas o dejar pasar un tiempo?) sin tener la sensación de que escanear te quita demasiado tiempo (¿En seguida así ya te lo quitas de encima? O escoger un día y una hora determinados=